Smart | Control Electrónico de Estabilidad

El Smart es un coche que seduce por su diseño y planteamiento: de reducidas dimensiones, apto para dos pasajeros, tecnológicamente avanzado y bien equipado. Sin embargo, y debido a su reducido tamaño, hace que no sea considerado en muchos casos como un coche muy seguro para circular tanto por carretera como por autopista.

Para eliminar esta falsa percepción, la idea se basó en cómo comunicar aquellos equipamientos del Smart que hiciesen su conducción mucho más segura, como podía ser, por aquel entonces, su nuevo control electrónico de estabilidad, que limitaba fuertemente las reacciones en curva evitando hasta el 80% de accidentes por derrape.