NH Hoteles buscaba iniciar un programa de fidelización dirigido a los agentes de viajes con el objetivo de darles las gracias por años de estrecha relación. Para ello, buscamos un símbolo que reflejase todo lo que NH estaba dispuesto a hacer por ellos y que nos permitiese establece una larga y fructífera relación. Y se nos ocurrió la idea de crear una segunda familia para los agentes de viajes, en este caso: Tu segunda familia NH.

Por pertenecer a ésta, los agentes de viaje recibían todo el afecto de NH Hoteles en forma de bonos para premiar su fidelidad (desayunos, gimnasio, viajes, etc.) representados, cada uno, por un personaje de la familia: el Padre Generoso, la Madre Cocinillas, el Primo Cachas y la Prima Lejana.