Groupama era un Grupo asegurador multinacional (Plus Ultra Seguros), de origen mutual francés, que ocupaba el primer lugar de entre las mutuas de seguros de Europa. En 2008, Groupama quería relanzar su gama de seguros (hogar, vida, salud y coche) posicionándose como una compañía cercana y de confianza. Para ello se contaba, por segundo año consecutivo, con la participación del portero internacional del Real Madrid, Íker Casillas, imagen de la marca desde 2007.

La campaña constaba de 3 spots, dirigidos por el galardonado Javier Fesser donde el humor era uno de los principales ingredientes. Iker Casillas protagonizaba situaciones al límite del surrealismo que afrontaba cantando “Me siento seguro”, una adaptación sui generis de la popular canción del grupo Mocedades. La música de “Me siento seguro” representaba una continuidad con el eslogan de la campaña, “Seguro de ti mismo”, con el que Groupama quería demostrar a sus clientes que podían sentirse seguros ante cualquier eventualidad que pudiera surgir.